23 abr. 2017

Lo muchacho de Perón

Cuando les dije a los del sindicato que nosotros los trabajadores teníamos el derecho soberano a elegir estar o no estar afiliados a algún sindicato o incluso a aprobar o desaprobar alguna cuota solidaria que fuera a dar a las arcas sindicales, dijeron que había que pagar porque así era la ley.
Cuando les insistí con que esa misma ley especificaba que las cuotas "solidarias" a los "No afiliados" son extraordinarias, que persiguen un fin determinado y sólo pueden cobrarse por un determinado lapso de tiempo, se hicieron los sorprendidos.
Cuando les pregunté qué hicieron con el dinero que mes a mes y durante tantos años me sacaron/robaron de mi sueldo a traves de la cuota solidaria/compulsiva, no supieron qué responderme.
Cuando les exigí entonces la devolución de mi dinero, no dijeron más nada y se mandaron a mudar.
Eso son. Todos chorros. Avispate.