1 oct. 2010

Y no me gusta

La verdad... la verdad verdadera... a mi esta mina me asusta, con una granada en la mano y un poco de garantizada inimputabilidad no sé que sería capaz de hacer. La escuchaba arengando a tomar el Palacio de Justicia y destituir a la corte y se me paraban los pelos de la nuca... y eso que ni me importa quién joraca es juez hoy y quien será juez mañana, no... eso no es lo que me preocupa, porque al fin y al cabo los hombres pasan y las instituciones quedan. Siempre es así, pueden quedar desafectadas por un tiempo, pero las instituciones tienen la capacidad de regenerarse y resurgir, quizás mutando un poco aquí o allá, pero siguen estando. 
A mí me preocupa la mina que creo que está chiflada, tanta sed de venganza y odio la deben haber trastornado. Y más, pero mucho más me preocupan los que la escuchan...
Instantaneamente recordé una Nota de Pilar Rahola que había leído hacía unos años atrás en el diario El País... tenía guardado el link en mis favoritos y dudé por un instante si hablaba de la misma persona... no, no era quien ese día se sentó junto a la Rahola en la mesa de Mirtha Legrand, pero están cortadas por la misma tijera y  nombra a Hebe y su Viva ETA! quizás en la mejor definición de lo que nos pasa.
¿Y saben qué quiero? quiero un plebiscito, ¡como hizo el Pepe en Uruguay!, que el pueblo decida si de una vez entierra a sus muertos o sigue con el cuchillo apretado entre los dientes pidiendo venganza... Eso quiero, quiero elegir, quiero escuchar y acatar lo que la mayoría de nosotros quiera... que seguramente no es lo mismo que quiere Hebe.
Vero.