7 mar. 2009

La Justicia


Esta semana hubo rosca, ahí se agarró una jueza con la Presidente. Que yo dije, que vos dijiste, que estás equivocada, que no sabés lo que decís.
Vienen a hablar de juicios por los derechos humanos y que faltan jueces. Es verdad.
También vienen a hablar de que mejor alguien se calle la boca y se ponga a dictar sentencias. También es verdad.
Parándome en el medio como simple ciudadana, las dos tienen razón. Es la primera vez que concuerdo con CK: que los jueces trabajen. Y concuerdo con la jueza: que se nombren de una vez jueces y que como dice CK, se pongan a trabajar.
Tampoco coincido con las dos: No solo hacen falta jueces en los juzgados que llevan adelante las causas por los derechos humanos, hacen falta jueces para todos los demás juzgados: laborales, civiles, penales...
Porque es así. Yo sé que faltan jueces, pero también no es posible que una causa laboral tarde un promedio de cuatro años...
Cómo es posible que una causa prescriba?
¿Cómo es posible que un juez en un año haya dictado solo dos sentencias? ¡solo dos! ¡hermano, ponete las pilas y laburá!
Una jueza Laboral llegó a demorar 8 años en dictar sentencia y encima falseaba los datos estadísticos que remitía a sus superiores, claro, a ella le cayó encima el Consejo de la Magistratura y fue destituída, pero el Consejo ¿es eficiente? desde 1999 y en todos estos años sólo destituyó a unos diez jueces, cuando tiene unas 203 denuncias a jueces por faltas graves, más la Comisión de Disciplina del mismo consejo que tiene unas 200 denuncias a jueces por irregularidades en el manejo de sus juzgados.
No voy a decir nombres, fueron noticia en su momento.
Si tenemos unos 850 jueces nacionales, (esto sin contar los provinciales) y hay unas 200 causas iniciadas en contra de ellos (también, sin contar los provinciales)... ¿qué falla? ¿el Consejo, los jueces que no trabajan o es que faltan más jueces? algo no está bien. O todo está mal.